Análisis de Mario + Rabbids: Kingdom Battle, la combinación más divertida y desafiante entre ambos universos

En las últimas semanas ya hemos ido diciendo que la recta final de agosto iba a ser increíble. Si ya de por si acaso el mes nos ha dejado con grandes lanzamientos, mañana va a llegar a las tiendas uno de los más importantes: 'Mario + Rabbids: Kingdom Battle'.

El rumoreado desde hace unos meses juego de Nintendo y Ubisoft, que fue presentado oficialmente en el E3 dos mil diecisiete, nos llamó la atención al apostar por el género de estrategia y sobre todo por el hecho de conjuntar estos 2 universos en un mismo juego. La apuesta indudablemente parecía peligrosa, mas el que esté Mario y compañía envueltos en todo esto ya inspira confianza.

El pasado viernes efectuamos un streaming en el que os mostramos en riguroso directo el primer planeta entero con el que pudimos ver una gran parte de su mecánica y de las peculiaridades primordiales del juego. Sin embargo, ahora ha llegado el momento de veras de saber si verdaderamente vale la pena darle una ocasión.

Juntos por un propósito común

En general el razonamiento de los juegos para videoconsolas de Mario no es exactamente lo más resaltable y en un caso así, a pesar de no ser un título protagonizado por el fontanero a solas, no es una salvedad y termina siendo una pura disculpa para unir a los 2 universos en esta amena aventura, mas vayamos por partes.

Una científica, muy, mas que muy apasionada a Nintendo, más específicamente a los juegos de Mario por los cartel, juguetes y demás elementos que tiene en su habitación, está probando su último dispositivo, una suerte de lentes de realidad virtual, hasta el momento en que un día, mientras que no está en su sitio de trabajo, los Rabbids aparecen enigmáticamente con su lavadora en forma de máquina del tiempo y no tardan ni un minuto en ponerse a hacer de las suyas, esto es, trastadas.

De este modo dan con estas lentes con el poder de fusionar 2 objetos en uno solo. No obstante, uno de los Rabbids que se ha puesto el aparato en la cabeza, no consigue quitárselo cuanto este empieza a fallar y empieza a fusionar todo cuanto hay por la habitación sin ton ni son. Esto termina suponiendo que, cuando los Rabbids son devueltos a su máquina, arrastran con ellos todos y cada uno de los objetos fusionados, lo que hace que terminen aterrizando en el Reino Champiñón.

Pese a que los Rabbids son formidablemente traviesos, no es que tengan verdaderamente maldad, salvo que sean fusionados con algo del planeta de Mario, lo que causa que se vuelvan locos, excepto un pequeño conjunto que ha adoptado la manera de Mario, Peach, Luigi y Yoshi y son los que van a ayudar a los 4 héroes originales a restaurar el orden.

El conjunto de protagonistas, a quien no controlaremos entero desde un inicio, todo sea dicho, sino los vamos a ir consiguiendo poquito a poco, va a estar acompañado en todo instante por Beep-0, una inteligencia artificial en forma de robot que va a ser la que dará todo tipo de consejos y ayudas a los protagonistas a lo largo de la aventura a fin de que los dos universos retornen a su estado original.

Plataformas, carreras, deportes y ahora estrategia

Hay que reconocer que Mario es uno de los personajes de juegos más polivalentes que existen. Ha pasado por todo tipo de géneros, mas lo cierto es que no estamos habituados a verle en el de la estrategia, sobre todo en uno que se semeja tanto a 'XCOM', mas incluso de esta forma Ubisoft ha efectuado un buen trabajo para darle su toque único.

Así nos encontraremos con batallas en las que controlaremos a un equipo formado por 3 personajes y que van a ir transcurriendo por turnos, empezando siempre y en todo momento el ataque inicial. Cada uno de ellos de los héroes va a tener un ataque básico con el que va a disparar algo semejante a un rayo láser, aparte de contar con otros ataques secundarios y habilidades singulares que se desbloquearán poquito a poco.

En cualquier instante vamos a poder alternar los movimientos y ataques de cada uno de ellos por el orden que deseemos, aun vamos a poder decidir agredir primero y después desplazarnos o bien a la inversa o bien asimismo no efectuar cualquiera de las 2 acciones. En todo instante va a ser fundamental tener esto presente en el momento de realizar estrategias, puesto que los personajes no se van a mover de forma libre por el escenario, sino van a tener un número limitado de casillas por las que van a poder avanzar.

El hecho de conjuntar los ataques de nuestros personajes servirá para saltar encima unos de otros, lo que ocasionará que avancen más lejos de lo normal, si bien siempre y en toda circunstancia va a haber que tener en consideración los muros que haya repartidos por el campo de batalla, puesto que los contrincantes, siempre y en todo momento en forma de Rabbids, se ocultarán detrás de ellos para resguardarse de los disparos, como vamos a deber hacer .

Con esto se logra anular el campo de visión y por ende reducir la probabilidad que deberá asestar un golpe, en tanto que si o bien estamos meridianamente a la vista va a ser imposible fallar el disparo, en caso contrario va a haber un cincuenta por ciento o bien un 0 por ciento en el caso de estar cubiertos por un muro más grande de lo normal.

Sin embargo, a pesar de que las reglas son precisamente igual para los dos bandos, la curva de complejidad no está realmente bien trazada en ningún instante y nos encontraremos con que los Rabbids oponentes semejan unos especialistas francotiradores en infinidad de ocasiones y va a ser exageradamente extraño verles fallar un disparo, eso por no mentar que siempre y en todo momento nos superarán sensiblemente en número, con lo que en un solo turno puede haber ocasiones que nos dejen temblando con la vida si se aproximan demasiado a nosotros.

Aparte de tener que encararnos siempre y en todo momento a muchos contrincantes al tiempo, hay batallas cuya complejidad es casi nula, al tiempo que la próxima deberemos jugarla múltiples veces hasta conseguir superarla. El inconveniente está cuando no importa lo fuerte que seas o bien lo bien que planees la estrategia si la fortuna siempre y en todo momento sonríe a la inteligencia artificial, o bien quizá a mi me ha mirado un tuerto, todo puede ser.

En todo caso, otro gran inconveniente es que entre batalla y batalla no vamos a poder sanarnos de ninguna forma salvo que encontremos algún champiñón que haya repartido por el mapa, mas lo cierto es que escasean bastante. Con esto se logra que si un combate ha sido durísimo, terminemos llegando al siguiente al máximo contra un conjunto de esbirros con su vida entera o bien aun formado por algún minijefe.

Incluso de esta manera, no todo va a ser combatir y combatir. Ciertos objetivos van a ser diferentes y van a consistir en suprimir a un número concretamente de contrincantes, otras veces lograr un sitio determinado del mapa y en ocasiones asimismo va a haber que escoltar a Toad hasta sitio del mapa sin que sea eliminado.

¿Qué habilidad o bien arma debería utilizar?

Aunque todos y cada uno de los personajes van a contar con exactamente las mismas habilidades básicas, los de Nintendo se especializarán en los saltos y los Rabbids con los deslizamientos, llevándose a sus contrincantes por delante. Las armas primordiales se van a poder ir comprando con las monedas que consigamos por el mapa o bien con las que logremos tras llenar cada capítulo, en tanto que cada uno de ellos de los 4 mundos va a estar formado por 9 de ellos y por su parte estos van a estar compuestos por múltiples batallas.

Lo cierto es que la cantidad de dinero que conseguiremos va a estar siempre y en toda circunstancia un tanto limitada, debido sobre todo en una gran parte al elevado costo que van a tener las armas, lo que nos forzará a meditar muy pausadamente cuál debemos adquirir y sobre todo a quién, en tanto que lo propio es adquirir alguna de los héroes que más empleemos, excepto Mario que siempre y en todo momento va a ser uno de los 3 miembros del equipo.

Así sea con un arma o bien cuerpo a cuerpo, solo se va a poder utilizar una de las 2 por turno y por personaje, por eso haya que meditar cuál es la mejor para cada instante y sobre todo por la estrategia que deseemos hacer, puesto que va a haber ciertos más ofensivos y otros más protectores (como va a ocurrir asimismo con los oponentes), algo que asimismo se va a deber a los poderes singulares con los que van a contar. De esta forma nos encontraremos con unos que nos van a hacer más resistentes por un turno, otros con los que atacaremos al momento a los contrincantes a lo largo de su turno si se mueven o bien aun ciertos curativos.

Sea como sea, va a haber que aguardar múltiples turnos a fin de que se recarguen, conque va a haber que buscar siempre y en toda circunstancia el mejor instante para usarlos. No obstante, los Rabbids se van a fijar en nosotros y durante la aventura vamos a ver como asimismo empiezan a emplear exactamente las mismas habilidades, con lo que imaginaros a un conjunto de 7 o bien 8 oponentes utilizándolas al unísono el riesgo que puede llegar a proponernos.

Con estos poderes singulares es sobre todo con lo que vamos a ver mejor el progreso de cada personaje y con los que los vamos a hacer más poderosos, puesto que no va a haber niveles ni nada afín. De esta manera vamos a ir consiguiendo a lo largo de la aventura unos orbes que va a haber que repartir con mucho ojo con las habilidades que deseamos progresar, lo que dejará recargarlas en menos turnos, hacer que sean más potentes, acrecentar nuestra vida, la cantidad de casillas para desplazarnos, etcétera

Por otra parte, las armas van a tener efectos secundarios con las que se va a poder frenar en seco a la víctima, taparle la visión, quemarle, hurtarle la vida o bien lanzarle lejos cara atrás. La probabilidad de que ocurra cualquiera de estas cosas es remotísima, salvo que sea un oponente el que nos ataque, claro está, en tal caso lo extraño va a ser exactamente lo opuesto, que no se ejecute el efecto secundario.

Un mapa cargado de puzles

Es indiscutible que 'Mario + Rabbids: Kingdom Battle' es un juego de estrategia, mas el mapa por el que vamos a viajar de un capítulo a otro va a ser otra parte esencial del juego. En él vamos a ir presenciando el caos que ha conllevado la invasión de los Rabbids, mas lo mejor es que va a estar lleno de rompecabezas que va a haber que solucionar, lo que le dará un periodo de relax por si acaso estamos cansados de liarnos a golpes.

Los rompecabezas no es que sean demasiado difíciles de solucionar, si bien terminan resultando entretenidos y va a ser la única forma de acceder a cofres que contendrán temas musicales, imágenes de arte, orbes para las habilidades y sobre todo nuevas armas que aparecerán en la tienda y que más tarde va a haber que adquirir. Normalmente, todo el mapa se aprecia que corresponde al Reino Champiñón por lo colorido que va a estar, por la simpatía que desprende y por la infinidad de elementos propios de la saga de Mario.

Sin embargo, va a haber zonas con rompecabezas que no se van a poder solucionar desde el comienzo y nos forzará a revisitarlos más adelante. Esto sobre todo se va a aplicar al haber completado un planeta, puesto que en ellos aparecerán nuevos retos con reglas más concretas para lograr más monedas o bien orbes, mas es esencial apuntar que estos desafíos van a tener una complejidad todavía mayor a la propia aventura primordial, con lo que solo van a estar dedicados para verdaderos especialistas.

Un segundo jugador a fin de que el entretenimiento no acabe

Al llenar ciertas unas partes del juego se van a ir desbloqueando más modos de juego. Uno de ellos es exactamente el de los retos, mas asimismo va a ser posible usar amiibos de los protagonistas para lograr nuevas armas, observar nuestros trofeos en un museo o bien acceder a zonas segregas en las que nos esperan las batallas más bastante difíciles de todas y cada una.

Entre todos estos modos resalta uno dedicado a 2 jugadores en un modo cooperativo en el que cada uno de ellos controlará a 2 personajes con las habilidades y armas que se han ido desbloqueando a lo largo del modo historia. Conforme se vayan completando los diferentes mundos primordiales van a ir apareciendo más niveles cooperativos para superar, lo que le agrega otro toque de entretenimiento al juego.

Además de esto, cada uno de ellos de estos combates va a tener 3 niveles de complejidad diferentes, añadiéndoles de esta manera un toque de rejugabilidad