Análisis del Acer Mixed Reality, la puerta de entrada a la realidad virtual según Microsoft

Llevo un buen tiempo siguiendo de cerca la tecnología de realidad virtual. Sinceramente, me semeja un sueño hecho real, una de esas ideas con las que habría soñado de pequeño y que ahora, como caída del cielo, está por entero a nuestra predisposición. No obstante, me ocurrió algo afín con la tecnología 3D y me tiré de cabeza a ella quedando absolutamente descuidado, y el temor a que pueda suceder algo de esta manera con la realidad virtual me alienta a ser considerablemente más cauteloso.

No sería la primera tecnología revolucionaria en la que vemos de qué manera todas y cada una de las compañías se tiran de cabeza y después queda descuidada a su suerte, mas en determinado sentido que haya una mayor cantidad de opciones invita a tener esperanza. Tras probar opciones de todas y cada una de las formas y colores, tenía ganas de ver qué Microsoft y Acer habían listo para su casco AH101 de Realidad Mixta.

El presente de la realidad virtual

Más que por la presentación que hizo Microsoft de la tecnología, con un vídeo que me recordó mucho a las promesas que hicieron con Kinect y jamás llegaron, mi mayor interés en este Acer Windows Mixed Reality Headset estaba en la idea de tener un dispositivo de realidad virtual de buenas posibilidades con un costo ajustado y unos requisitos considerablemente más humildes.

Para eludir ese escenario que recordábamos ya antes con la tecnología 3D, creo que la primordial clave está en el género de contenidos y experiencias que puedan llegar a la realidad virtual. Ese juego, aplicación o bien invento digital que te haga tener la sensación de que debes estar ahí ya. Que precisas un casco para poder gozar de eso y ya no merece la pena continuar aguardando a ver si a ese ecosistema le va bien o bien mal.

La corriente que llevan las compañías impulsoras de esta tecnología están, en cambio, en otro camino muy diferente. El de ofrecer diferentes opciones y configuraciones hasta dar con la tecla de lo que el público podría estar presto a adquirir. No solo tenemos 3 opciones alternativas diferentes de la mano de Microsoft con los cacharros de Acer, Samsung y Dell, aun en el caso de Oculus se prosiguen barajando diferentes opciones alternativas que terminan de complementarse últimamente con el anuncio de Oculus Go, las primeras lentes portátiles y también independientes del mercado.

De alguna manera tenemos la impresión de que, la idea que acabe imponiéndose, va a ser la que va a hacer virar el mercado en esa dirección. Mas por su parte, eso asimismo supone que cada casco apunte a un público muy específico y, en el caso de los juegos para videoconsolas, hay 2 gigantes llamados Oculus Rift y HTC Vive que semejan tener más controlado ese segmento.

Las peculiaridades del Acer Windows Mixed Reality Headset

Válido para jugar y para ese futuro de realidad mixta que Microsoft promete, el casco de Acer navega un tanto entre esas diferentes categorías. A trescientos sesenta y nueve euros, es una de las opciones más accesibles, mas no por esta razón deja atrás su potencial a nivel técnico. Con una resolución total de dos mil ochocientos ochenta x mil cuatrocientos cuarenta y una tasa de refresco de noventa Hz, solo su campo de visión de 90º queda tras los ciento diez del Vive y el Rift.

Donde no tiene contrincante es en la configuración. Con unas medidas de ciento noventa y cinco con ocho x noventa y 4 con ocho x ciento seis con cincuenta y nueve milímetros y un peso de treinta gramos, lo único que incluye el casco son los mandos con los que aprovechar mejor la experiencia. Ni fuentes de nutrición auxiliares, ni confusiones de cables. Solo un conector HDMI y un puerto USB treinta van a ser precisos para conectar el casco a cualquier computador y comenzar a gozar de la experiencia. Como añadido, un conector jack en el que enchufar los auriculares.

La configuración inicial es muy, muy rápida, con lo que va a bastar con unos minutos y la instalación automática del ecosistema de Microsoft para poder comenzar a juguetear con él. Además de esto, a nivel de requisitos, solicita lo justo a fin de que prácticamente cualquier PC ligerísimamente actual pueda desplazar lo que plantea la tienda de aplicaciones de Windows sin demasiados problemas: Windows diez Creators Update, un Core i5 de doble núcleo, gráfica Intel seiscientos veinte, ocho GB de RAM y un conector HDMI catorce. 0 inconvenientes en el momento de desplazar juegos como ‘Superhot VR’ en un computador con 4 años y ningún cambio interno.

Resaltar asimismo su comodidad una vez puesto, y es que siguiendo la moda de la diadema instaurada por PS VR, el headset de Acer es una disfrutada aun tras estar múltiples horas con él puesto. Regulable desde la parte posterior para buscar el mejor punto de unión, quizás el mayor inconveniente sea que cuadrar sus lentes en el punto preciso, ese en el que ver todo con la mayor claridad posible y eludir zonas turbias, es un tanto más bastante difícil y no acepta muchos movimientos bruscos si no deseamos estar continuamente recolocándolo.

¿Admitimos como opción alternativa para jugadores?

Donde triunfa Acer, a Microsoft le falta trabajo, y es que el trabajo de la competencia en lo que a posibilidades se refiere dista mucho de lo que hoy en día podemos localizar en la tienda de aplicaciones de Windows. Aunque su menú primordial me semeja una buena idea, una casa virtual en la que poner esculturas y cuadros desde las que lanzar aplicaciones como Edge, Skype o bien cines virtuales, para sacarle el mayor partido a la rama jugona de la realidad virtual toca ir de manera directa al catálogo de Steam.

No es complicado, es suficiente con instalar esa casa en la aplicación de Valve, mas el desempeño se ve perjudicado por estar lanzando el juego en una aplicación, que por su parte está en otra aplicación, en lugar de lanzando el juego de forma directa. Puede ser mínimo, mas en una configuración inicial tan fácil, se agradecerían más comodidades (y catálogo) en ese sentido.

La sencillez de no tener que instalar cámaras de rastreo es un plus, mas pronto comprendes qué ha llevado a otras compañías a tomar esa resolución. Las lentes del headset de Acer son las que se hacen cargo de mapear la situación de los controles y, al tiempo que en un juego de disparos en el que tienes los brazos siempre y en toda circunstancia estirados es simple gozar sin inconvenientes, cuando estás ante otro género de títulos, el tema de ver de qué manera desaparecen objetos cuando las manos no están en frente de dichas cámaras te saca un tanto de la experiencia.

Comprendo que, por su configuración, hay algunos ámbitos como el del trabajo o bien la diversión (un trabajo colaborativo entre ingenieros o bien diseñadores en el primero, y un centro de juegos de realidad virtual en el segundo) que van a aprovechar considerablemente más las posibilidades de ir de acá para allá con un casco sin precisar tener doscientas cámaras instaladas por toda la planta, mas en lo concerniente a la experiencia más increíble posible en lo que a juegos para videoconsolas en casa se refiere, hay opciones que prosiguen siendo sin duda más prometedoras.

¿Qué ocurre con la Realidad Mixta?

La mayor baza de Microsoft de cara a explotar sus opciones en un mercado bastante sobresaturado y persuadido de que Vive y Oculus son la opción con más números para triunfar, estaría en esa citada realidad mixta que pretende llevar la RA y la virtual a un mismo escenario. Desgraciadamente, no existen muchas opciones para explotar esa posibilidad.

De entre todas y cada una de las posibles, la única que semeja tener algo de peso en la tienda es ‘Mixed Reality Academy: Project Island’, aplicación que debería servir de demostración para la tecnología mas que solo acepta unas HoloLens para disfrutarla en su esplendor. ¿Dónde se encuentra aquella demo de realidad mixta de ‘Minecraft’ sobre una mesa? No a la vuelta de el rincón, supuestamente.

Eso nos deja con unos cascos que, como en el resto de casos de la gama de Microsoft, y asimismo el del resto de opciones alternativas que hay en nuestros días en el mercado de la mano de otras empresas, marchan maravillosamente con la realidad virtual, mas no explotan en lo más mínimo esa realidad mixta que llevan en el nombre.

Con todo encima de la mesa, es imposible no verse en una situación en la que sin duda volvemos a la casilla de salida. Aquella en la que el temor a un trastazo nos invita a ser cautelosos o bien, por lo menos, aguardar a ver de qué forma se alinean las estrellas a fin de que la realidad virtual (y la mixta) aterricen una revolución a la que todavía le quedan múltiples quilómetros para terminar de aposentarse. La realidad virtual prosigue siendo una agradable y aconsejable sorpresa para los amantes de los avances técnicos, mas todavía le queda un buen recorrido, tanto a nivel de tecnología como de catálogo, a fin de que deseemos tirarnos de cabeza a por ella.

Asimismo te invitamos a

De este modo van a ser las smart cities en dos mil veinticinco conforme a 3 estudios, 2 directivos y un maestro

Final Fantasy XV Windows Edition: estos son sus requisitos mínimos y recomendados

Ya puedes obsequiar juegos digitales de Xbox One. Te explicamos el proceso punto por punto

– La nueva

Análisis del Acer Mixed Reality, la puerta de entrada a la realidad virtual conforme Microsoft

fue publicada originalmente en

Vidaextra