Android Oreo, análisis tras seis meses de uso: una actualización con cambios discretos pero necesarios

Semeja que fue el día de ayer cuando Google lanzó al mercado Android Oreo, mas ya han pasado 6 meses desde el instante en que empezaron a actualizar los primeros dispositivos a esta nueva versión de su sistema operativo. Y como de año en año se repite la historia, los fabricantes prosiguen actualizando sus dispositivos con cuentagotas, lo que hace que el despligue de Android Oreo sea aún más lento que en versiones precedentes.

La versión de Oreo llegó en el mes de agosto recibiendo su primera ración de novedades con Android ochenta para entonces en el último mes del año percibir su segunda ración de novedades con Android ochenta y uno. En todo este tiempo hemos estado exprimiendo esta nueva versión para ofreceros ahora un análisis más a fondo de Android Oreo tras 6 meses de empleo.

Una interfaz más pulimentada y más adaptativa

Con Oreo el sistema operativo para dispositivos móviles de Google se ha vuelto más inteligente, veloz y potente, mas sin olvidar su interfaz, recibiendo pequeñas novedades que tras 6 meses con ellas costaría mucho desprenderse de ellas.

Tras el salto de Android Nougat a Oreo no hallamos un cambio radical en la interfaz, la base prosigue siendo Material Design, mas si hallamos una interfaz más cuidada y adaptativa.

El cambio más esencial con respecto a la interfaz lo hallamos en los ajustes del sistema, cuya organización no había sido tocada desde el nacimiento de Android en dos mil ocho. Reordenan las opciones de configuración en nuevas categorías y subcategorías para enseñar unos ajustes más simplificados. Los primeros días tras actualizar te sientes un tanto perdido en la nueva organización, y vas a tirar del buscador para hallar un ajuste, mas al poco tiempo ya te habrás habituado a esa distribución y ya no va a ser un inconveniente localizar un ajuste.

La barra de ajustes veloces asimismo padece un pequeño rediseño, agregando en Android ochenta y uno una ligera trasparencia que a mi aún no me ha terminado de persuadir, mas lo más esencial es que ahora todos y cada uno de los iconos son interruptores que activan o bien desactivan funciones. Ya no van a mostrar nueva vista al tocarlos. Si tocas ahora el icono de los datos no vas a ver el consumo de datos, se desactivarán los datos. Para poder ver ahora el empleo de datos o bien de la batería hay que hacer una pulsación prolongada, y tras tantos años haciendo una pulsación simple en ocasiones se te olvida que ahora hay que dejar el dedo pulsado a lo largo de unos segundos.

Tras estos pequeños cambios y mejoras, la novedad más esencial en la interfaz es su adaptabilidad. Android ochenta y uno amolda el tono de fondo de las carpetitas, barra de notificaciones y ajustes veloces en dependencia del fondo de pantalla. Si el fondo de pantalla es claro se va a poner un tema claro en la interfaz, si al contrario los tonos del fondo son oscuros se va a poner el tema obscuro. Personalmente me agrada este cambio automático de tema, puesto que hace que la interfaz se mimetice con nuestro fondo, eludiendo esos altos contrastes.

Los iconos adaptativos aún no han logrado la normalización

Daría la sensación de que Android ochenta iba a traer esa aguardada normalización en el diseño con esos iconos adaptativos, que en dependencia del fabricante y lanzador de aplicaciones se mostrarían todos de forma cuadrada, circular o bien con esquinas aproximadamente redondeadas, mas 6 meses después vemos como muchos desarrolladores, hasta la propia Google, no han amoldado todas y cada una de las aplicaciones a estos nuevos iconos. Proseguimos teniendo un popurrí de diseños de iconos. Asimismo Google prometía que con estos iconos veríamos efectos en las transiciones y por el momento sin ningún rastro.

Emojis reconocibles

Con respecto a diseño, otro de los cambios más esenciales de Android Oreo lo hallamos en los emojis. Ya no tienen ese extraño diseño de gota en el que en ocasiones costaba reconocer el ademán del emoji. Ahora cuentan con un diseño más identificable, muy similar al utilizado en los emojis de iOS y de WhatsApp. Acá Google ha atinado mucho en el rediseño de los emojis.

Más orden y mayor control en sus notificaciones

En Android Nougat daba la sensación de que tras llegar las contestaciones veloces iba a ser realmente difícil localizar esenciales mejoras en Android Oreo, mas Google nos sorprendió con 2 esenciales novedades.

El cambio más perceptible lo hallamos en su nueva jerarquía para organizar cada género de notificación. Ahora en primera situación aparecerán las coloridas notificaciones en curso, entonces las notificaciones de persona a persona (mensajes, llamadas…), después las notificaciones generales (acontecimientos, recordatorios, subscripciones…) y finalmente, en reducido, las notificaciones menos esenciales, las del tipo A propósito… (el tiempo, el tráfico, la bolsa…). Con este cambio no se te van a perder mensajes y llamadas perdidas entre otras muchas notificaciones sin interés.

Mas el cambio más esencial lo hallamos merced a los nuevos canales de notificación que nos dan más control sobre el género de notificaciones que deseamos percibir de una aplicación. Merced a esta novedad eludes tener buscar si en los ajustes de la aplicación puedes acallar un determinado género de notificación. Ahora desde los ajustes con una simple pulsación prolongada puedes decirle al sistema que deje de mandarte ese género de notificación. Eso sí, siempre que la aplicación sea compatible con los canales de notificación, mas en estos 6 meses, la mayor parte de las aplicaciones aguantan ya esta característica.

¿Postergar las notificaciones?

Otra forma de tener mayor control sobre las notificaciones es la nueva función para postergarlas, decidir que deseas regresar a percibir una notificación después, en quince minutos, treinta minutos, 1 hora o bien dos horas. Prosigo dudando la utilidad de esta función, puesto que solo la empleé un día para probarla y en estos 6 meses me he olvidado de esta novedad. Cuando menos para mí, no le veo mucha utilidad, salvo en recordatorios, mas para eso las propias aplicaciones acostumbran a incorporar sus opciones para postergar los avisos.

Modo PiP descafeinado

Una de las primordiales novedades de Android Oreo era su nuevo modo Imagen en imagen (PiP), y que es una de las novedades que más he utilizado a lo largo de todo este tiempo. Con esta característica vas a poder proseguirse viendo una aplicación en una ventana flotante, como un vídeo, una video llamada o bien la navegación pasito a pasito, mientras que utilizas otra aplicación. El mayor inconveniente es que la versión gratis de YouTube no es compatible, solo los subscriptores de YouTube Red pueden utilizar el modo perfecto PiP para poder ver sus vídeos… cosa que tras 6 meses prosigo sin comprender, en tanto que la combinación YouTube PiP es perfecta.

Más inteligente

Hay una novedad de Android Oreo que posiblemente no la emplees mucho, e inclusive te olvides de ella, mas siempre y en todo momento te terminará sorprendiendo: su selector de texto inteligente. Si alguna vez debes copiar un teléfono para llamar, o bien una dirección para buscar su localización en el mapa, o bien un correo para mandar un correo, ya no deberás copiar y pegar, al escoger el texto vas a ver como el selector ya te deja llamar a ese teléfono, abrir esa dirección con Google Maps, o bien mandar un mensaje a ese correo.

La inteligencia de Oreo no queda en su selector de texto, asimismo es capaz de rememorar nuestras cuentas de usuario a fin de que no debamos redactar nuestro nombre de usuario y clave de acceso en nuestras aplicaciones. Android Oreo se ha integrado con el Autocompletado de Google y con el gestor de claves de acceso Google Smart Lock. Merced a esta función, cuando vuelvas instalar tus aplicaciones preferidas, no deberás redactar nada para comenzar sesión y recobrar los datos, ya lo hace Google por ti.

Más seguridad y tranquilidad

Android Oreo ha mejorado bastante la seguridad, y uno de los cambios más esenciales son los permisos de acceso singular, como el de los temidos SMS Premium, o bien la nueva forma de poder instalar aplicaciones desde orígenes ignotos. En versiones precedentes dejabas a cualquier aplicación instalar ficheros APK, con lo que corrías el peligro de que una aplicación maliciosa empezará a descargar y también instalar más aplicaciones maliciosas en tu móvil. Desde Android ochenta esto cambia, y ahora debes autorizar que una aplicación pueda instalar ficheros APK.

Otra de las novedades que te dan más calma, es la función de activar el Wi-Fi de manera automática cuando vuelves a casa o bien llegas al trabajo. De esta forma se evitan esos sustos cuando descubres que se olvidó regresar a activar Wi-Fi cuando llegaste a casa, y miras con temor el consumo de datos que hiciste.

Android Oreo, la opinión de Xataka Android

Android Oreo no ha conseguido transformarse en la actualización más esencial lanzada hasta la data como sí sucedió en año pasado con Android Nougat. Las versiones de Android setenta y Android setenta y uno si que incorporaron novedades fundamentales, como la contestación veloz, la pantalla divida, los gráficos de alto desempeño con la API Vulkan, o bien su administrador de almacenaje inteligente.

En Android ochenta y ochenta y uno estamos frente a una actualización no tan esencial incluso pese al salto del número de versión y al cambio del nombre. Las novedades si bien son esenciales y bien recibidas, como el modo perfecto PiP, las mejoras en las notificaciones, el selector de texto inteligente o bien el autocompletado, no son tan esenciales para la mayor parte de usuarios, especialmente si tenemos en consideración que ciertas personalizaciones de los fabricantes ya incorporaban en versiones precedentes ciertas novedades de Oreo, como el modo perfecto PiP.

En suma, que el salto de Android Nougat a Android Oreo no es tan grande, en tanto que la mayor parte de funciones más esenciales y las más utilizadas vienen ya de las versiones precedentes, con lo que en el día tras día apenas apreciarás esos cambios.

Si deseáis conocer en detalle todas y cada una de las novedades de Android Oreo podéis consultarlas en los próximos enlaces:

Novedades Android ochenta Oreo
Novedades Android ochenta y uno Oreo

– La nueva

Android Oreo, análisis tras 6 meses de uso: una actualización con cambios reservados mas precisos

fue publicada originalmente en

Xataka Android