¿Debería Google controlar más las aplicaciones de Google Play?

Cuando a Google se le ocurrió la refulgente de adquirir la compañía que por entonces se llamaba Android Inc, quizá no se imaginaban que habían hecho la que podría ser la adquisición del siglo. Hoy el sistema operativo es un ecosistema mucho mayor de lo que podemos llegar a entender, y la enorme G ha puesto mucho esmero en que sea cada vez mejor.

No pocas son las contrariedades que ha debido encarar Google siendo dueño de Android, tal vez la mayor de ellas sea la seguridad, que ha hecho que se ganase una mala fama entre los usuarios de ser un sistema operativo poco seguro, cosa que, cuando menos ahora, no es cierta, por más que se arguya utilizando el root o bien los virus.

En lo que se refiere al root, hay mucho mito que resulta no ser cierto, y en lo que se refiere a los virus, tiene sentido que entre algún virus puesto que es el sistema operativo móvil más utilizado en el planeta y, por consiguiente, el que más ataques recibe. En este aspecto se marcha mejorando, mas ¿qué hay sobre el control de las aplicaciones?

Google tiene bastante control sobre las aplicaciones, mas tal vez no el suficiente

A fin de que una aplicación se pueda publicar en Google Play, primero debe pasar una serie de controles, en los que se busca malware, que no sirvan para rootear nuestros terminales o bien que infrinja las condiciones generales que pone Google, por poner solo ciertos ejemplos. Es un control riguroso, mas es posible que no sea suficiente.

El buscador ha puesto mucho esmero en el momento de hacer de Google Play una tienda segura en la que podamos descargar las aplicaciones que deseemos sin arriesgar nuestros teléfonos en el proceso, y ya a fines del año pasado hizo un chequeo a miles y miles de aplicaciones en pos de cualquier cosa que pudiese crear problemas a los usuarios.

Aquellos que somos amantes del root y todo cuanto le circunda, podemos sentirnos un tanto indignados de que no se puedan publicar aplicaciones que nos asistan a rootear o bien flashear ROMs, con lo que debemos asistir a otras páginas, mas debemos comprender la situación de Google, puesto que busca una mayor seguridad en nuestros terminales.

Además de esto, no serían congruentes si dejasen publicar esta clase de aplicaciones cuando en todos y cada versión de Android complican cada vez más el root, lo que por su parte ayuda a que las entidades bancarias (las primordiales impulsoras del pago con el móvil) confién en Android a fin de que el mañana podamos abonar sin precisar una tarjeta.

Probablemente más de uno afirmará mas hay aplicaciones que requieren root en la tienda. Sí, mas, cuando menos en su gran mayoría, requieren o bien aconsejan que ya lo seas para emplearlas (Titanium Backup, Greenify para utilizarlo de una forma más completa…), mas en ningún caso rootearán tu terminal.

Mas fuera de esto, ¿por qué razón digo que quizá no esté controlando las aplicaciones lo bastante? Por el hecho de que hay más cosas, aparte del malware, que preocupa a los usuarios. Específicamente, deseo tratar en el artículo sobre la publicidad en las aplicaciones que a veces está desmandada y sobre la edad mínima para poder emplear ciertas aplicaciones.

La publicidad, entre las cosas más irritantes para los usuarios

Hasta el momento en que llegó Android cuarenta Ice Cream Sandwich, en muchos terminales, solo por haber descargado cierta aplicación, te aparecía publicidad en la barra de notificaciones si bien no estuvieses en tal aplicación. Esencialmente, estaban invadiendo tu móvil sin informar en parte alguna y, sobre todo, sin invitarte a cenar ya antes (qué falta de romanticismo).

Pese a que en Android cuarenta se solventó este inconveniente, no se resolvió el tema de la publicidad en la aplicación, y en verdad prosigue sin una solución. Y no hablo de esas aplicaciones que sencillamente muestran una pequeña franja en la parte superior o bien inferior, o bien que solo la muestran en ciertos apartados específicos, sino más bien a aquellas en las que aparecen a pantalla completa.

Esta clase de ventanas a toda pantalla se pueden cerrar de una manera fácil, mas lo que termina por destruír la experiencia de usuario es que se puede enseñar en medio de una partida, o bien con tal frecuencia que apenas puedes emplearla un minuto sin que te aparezca el dichoso anuncio.

No estoy contra la publicidad en las aplicaciones gratis, puesto que es la única forma de que el desarrollador gane algo de dinero, siempre que no interfiera en el adecuado empleo de dicha aplicación. A absolutamente nadie le agrada que a cada instante aparezca una ventana a pantalla completa con un anuncio que, en ciertos casos, no puedes cerrar hasta pasados unos segundos.

En este apartado Google debería tirar de las orejas a múltiples desarrolladores que te invaden de publicidad, de manera que terminas por perder la paciencia y, pese a que podría ser una aplicación fundamental para ti, la desinstalas para preservar tu salud mental íntegra. Google debería ponerse duro y limitar el tamaño de los banners de publicidad a fin de que desarrolaldores y usuarios estén satisfechos.

Deberían supervisar más la edad de los usuarios de determinadas apps

Tal vez para más de uno pase este tema un tanto inadvertido, mas hay personas de todas y cada una (o bien prácticamente) las edades utilizando Android, incluídos pequeños parcialmente pequeños, y meridianamente no todas y cada una de las aplicaciones son capaces para todas y cada una de las edades. Es verdad que ponen un cartelito en el que afirma PEGI XX (donde XX es la edad), mas eso no es más que una pura sugerencia.

Hace un rato leí una nueva en Phandroid en la que anunciaban que Tinder pasaría a requerir una edad mínima de dieciocho años para poder emplearse, y es que hasta el momento la edad mínima era de trece años. Alén de que sea una medida que se debía haber tomado hace bastante, por lo menos han hecho algo a este respecto.

Este control debería tomarlo Google (por lo que respecta a las aplicaciones que se publiquen en Google Play, evidentemente), no entregar una pura sugerencia, sino más bien limitar de veras la edad a la que se pueda utilizar una aplicación, pues, por servirnos de un ejemplo, hoy es simple que un pequeño de doce años pueda jugar a un juego que contenga violencia explícita (PEGI dieciocho).

Una solución que se me ocurre (me agrada soñar, llamadme rebelde si deseáis) es que, al logearse en Google Play, solicite la data de nacimiento como requisito indispensable y que no pueda descargar las aplicaciones que demanden una edad superior a la que tiene, de forma que cuando llegue, se desbloquee esa posibilidad, tal y como si de un juego se tratara.

Creo que sería una medida bien interesante y fácil de incorporar, puesto que no todos y cada uno de los desarrolladores que publican contenido no capaz para todas y cada una de las edades impondrían por sí mismos esta restricción. Además de esto, el día de tu aniversario Google te podría mandar una felicitación por correo y, de paso, obsequiarte alguna aplicación de pago, sería un ademán bonito y hasta romántico.

Sea como fuere, Google, si desea satisfacer a sus usuarios de forma más general, deberá supervisar un tanto más sus aplicaciones. El discute está abierto para plantear nuevas soluciones o bien opinar exactamente en qué medida puede esto afectar a los usuarios.

En Xataka Android | Google Play va a ser considerablemente más veloz merced a la precarga en caché

– La nueva

¿Debería Google supervisar más las aplicaciones de Google Play?

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Santiago Luque

.