El editor de Google Fotos ya no creará una copia de la foto, pero siempre podrás deshacer los cambios

Cuando retoques una foto con Google Fotografías ya no se va a crear una imitación de la fotografía para sostener la fotografía original y al lado de la nueva fotografía editada, desde la versión ciento diecisiete las ediciones se guardan sobre el fichero original. Vamos a dejar de tener un fichero con la fotografía sin retocar y otro fichero con la fotografía editada, vamos a pasar a tener una sola imagen que va a mostrar siempre y en toda circunstancia la última edición guardada, mas eso no quiere decir que perdamos la fotografía original, siempre y en todo momento vamos a poder restaurar el fichero a su estado original. La edición es no destructora. Para regresar al estado original de la fotografía editada tan solo va a haber que deshacer los cambios al abrir nuevamente la imagen desde el editor de Google Fotografías. Al pulsar en Menú