El juego de rol The Bard's Tale IV: Barrows Deep confirma su fecha en PC para septiembre y otoño en PS4 y Xbox One

inXile Entertainment, la compañía al cargo de Brian Fargo, sigue adelante con el desarrollo de 'The Bard's Tale IV: Barrows Deep', la nueva entrega de su saga de rol sobre la que ha podido detallar en qué momento va a salir en venta en su versión para ordenador y va a ser el dieciocho de septiembre, al paso que la que va a llegar a PS cuatro y Xbox One se espera para algún instante de este otoño.

El título se considera como un regreso a las raíces de la serie tras treinta años desde el lanzamiento de su tercera parte y treinta y tres años desde el instante en que que empezó su andanza en el año mil novecientos ochenta y cinco. El equipo procuró financiar su desarrollo mediante Kickstarter, donde consiguió colectar más de uno con cinco millones de dólares americanos y donde aquellos que hayan aportado su grano de arena van a poder descargar una demo.

El juego de rol en primera persona va a llevar a los jugadores de vuelta al planeta de Caith con exploración, rompecabezas y combates. Durante la aventura se van a poder reclutar y subir de nivel a 6 personajes diferentes para terminar con las fuerzas oscuras que han corrompido el reino. Para esto va a haber que adentrarse en mazmorras en forma de laberinto, donde habitan bestias mágicas y peligrosas criaturas.

Para darle un aspecto visual más increíble se ha usado el motor gráfico Unreal Engine cuatro con lugares que han tratado de atrapar la atmosfera y los detalles de la arquitectura y la geografía escocesa. Tras su guion va a estar Nathan Long ('Wasteland 2'), al tiempo que su banda sonora va a estar compuesta por Ged Grimes (Simple Minds) y ciertos mejores vocalistas gaélicos.

El anuncio de la data de 'The Bard's Tale IV: Barrows Deep' ha venido acompañado por un nuevo vídeo que ha publicado inXile Entertainment en el que el equipo trata de explicar de qué forma fue el proceso de creación de la icónica carátula de 'Bard's Tale'.

Asimismo te invitamos a

Análisis de Wasteland 2: Directivo