Jugamos a Uncharted 4, uno de los títulos más esperados del año

Qué curioso que la primera cosa que ha podido probar la gente de 'Uncharted 4' haya sido su nuevo modo multijugador. Mi compañero Juan Carlos ya os contó sus impresiones de esta forma tan particular. Mas salga bien o bien salga mal, la esencia de esta saga, en lo que siempre y en toda circunstancia ha señalado Naughty Dog, es por el frente a frente con el jugador, el modo perfecto historia. Y al fin hemos podido poner las manos encima a este Nathan Drake, tan curtido tras recorrer el planeta entre explotes y balazos que al concluir esta partida semeja que no va a tener más antídoto que jubilarse. Esto es una hora en solitario con 'Uncharted 4: El Resultado del Ladrón'.

Uncharted cuatro, otra vez a la selva

Si habéis seguido todo cuanto se ha contado hasta la data ya vais a estar un tanto ubicados en la trama, y si no, este parágrafo es un pequeño spoiler. De alguna forma que incluso ignoramos, el hermano de Nathan, Sam, ha reaparecido con vida y trae bajo el brazo el mayor reto posible: localizar el enorme tesoro del pirata inglés del Siglo XVII, Henry Avery. Con lo que nos han contado y hemos podido ver hasta la data, su viaje por los países del Oceáno Índico va ser idóneo para recrear los diferentes géneros de ambientes a los que hemos ido acompañando a este cazatesoros a lo largo de los 3 juegos precedentes. La demo, que corresponde al primer tercio del título, nos dejó en las llanuras de Madagascar. En torno a un volcán, en una zona despoblada, hay una serie de ruinas desordenadas hasta las que nos ha traído su pista. Y los datos recogidos hasta la data señalan que en alguna de ellas podría estar ya la recompensa deseada.

Mundos abiertos y extensos para tu Jeep

Nada mejor para una primera toma de contacto que hacerlo al lado del diseñador jefe del título, Ricky Cambier. Naughty Dog nos prometió escenarios más grandes y abiertos, que en palabras de este ingeniero, más que un título de planeta abierto, lo que hacen es combinase en forma de sucesión de sandboxes enlazados. Esa es justamente la estructura que tiene esta gran llanura de Madagascar, un zona selvática salpicada que no tiene nada de plano por el hecho de que está de manera continua salpicada por formaciones rocosas. Es un terreno húmedo, con mucha flora y zonas enfangadas que seguro que os recuerda más de una vez a la busca de El Dorado. La presentación, increíble como no podría ser de otra manera, invita a mirar hasta ese horizonte que se divisa con claridad y a meditar que puedes llegar hasta cualquier punto (ojo, estas imágenes que nos han cedido no representan la realidad). Sobre todo por el hecho de que tienes un Jeep para moverte de forma veloz y diligente por los caminos embarrados. El vehículo es el complemento idóneo para este nuevo diseño de niveles desmedidos que al final no son tan diferentes. Como buen Uncharted, la senda está a la perfección acotada de forma lineal, salpicada de caminos secundarios que terminan por llevar al mismo punto por el hecho de que al fin y a la postre la historia debe proseguir. Me sorprende la capacidad de estos desarrolladores para retorcer un nivel y hacerte pasar por cada recoveco sin pisar un par de veces exactamente el mismo punto, de manera que un escenario se estira como un chicle sin perder sabor Cada ensanchamiento es una convidación a entregar unas vueltas con el turismo. En una pequeña zona montañosa llegué a perderme por hacer el cabra y no continuar la senda simple, mas hay siempre y en todo momento que buscar una suerte de punto de partida del sandbox. Entre medias, lo máximo que he llegado a hallar han sido dos reliquias desperdigadas camufladas bajo una catarata. Y dado el escaso valor que tienen los coleccionables en esta saga tengo la impresión de que al final la mayor parte de la gente optará por el paseo más corto y volverá a su juego lineal.

Combate en altura

Entre los aspectos más propios de Uncharted son las chácharas entre los personajes a fin de que no te aburras (o bien lo opuesto) mientras que estás completando un rompecabezas o bien aun para echarte una mano en el momento en que te bloqueas un tanto. De eso no faltará, por el hecho de que tienen multitud de anécdotas. Mas no he visto ni indicio de esas resoluciones sobre las palabras de Nathan que iban a influir algo en el rumbo de la trama. Cuando llegas a un punto caliente y te bajas del vehículo, la estructura de la pantalla es más rutinaria. Nuevamente, un paseo estrecho desemboca en una zona extensa en la que prácticamente siempre y en toda circunstancia hay oponentes aguardando con una rutina de guarda o bien vigilancia aproximadamente intensa. La otra opción es que deba hacer un pequeño rompecabezas para avanzar o bien hallar alguna reliquia, y para eso esta vez disponemos de su nuevo y flamante gancho, que aparte de auparnos a nuevas alturas sirve para coger cajas de lugares inalcanzables y edificar la plataforma precisa con ellas. Es solo un toque, mas no está de sobra el añadido.

Varias formas de encarar una escaramuza

Más interesantes resultan los cambios en el combate. El estudio asegura que Uncharted cuatro dejará considerablemente más libertad en el momento de decidir de qué forma encarar cada situación, que potencia esa doble vertiente de ir a saco o bien de procurarlo en modo sigilo. En especial por el hecho de que han ampliado las capas de altura. A fin de que la infiltración sea más eficaz han añadido múltiples elementos. El primero, camuflaje entre los elementos, o bien en concreto entre las yerbas altas en esta misión. Relacionado, un sistema de 3 niveles de alarma de los contrincantes que se ve reflejado por un aura de color. Ahora distinguen entre sosegados, sobresaltados por algo, en tal caso se vuelven más incisivos. Y en el momento en que te descubren, que dan la voz de alarma y se ponen a pelear. Si piensas que has vuelto a mil novecientos noventa y ocho estás en lo correcto, asimismo lo hice. Mas hay un aspecto más prestado de Metal Gear Solid (y de ciertos otros títulos), el marcado de contrincantes para poder proseguir su indicio en todo instante. Es suficiente con sacar la mira y pulsar L3 sobre cada uno de ellos de ellos a fin de que un triángulo comience a apuntar siempre y en toda circunstancia dónde están, si bien estén fuera de nuestro campo de visión. Para poner todo esto en práctica al tiempo hay un pequeño puesto de control oponente con una torre central semiderruida de 4 alturas en la que se adrede un francontirador y doce guardas en los aledaños en los niveles cero y uno, repartidos entre múltiples edificios. Como lo pintaron tan bonito me descabullí entre la yerba hasta la parte posterior y terminé con dos contrincantes cuerpo a cuerpo antes que solicitaran auxilio. Después me hice con el control del rifle y empecé la cacería desde arriba, si bien una vez efectuada ya sé que no es la mejor estrategia. En todo instante estaba escoltado por mis 2 compañeros de viaje, en ocasiones tan cerca que molestan en el momento de subir por algún saliente. Su IA es buena mas es tan intrusiva que han debido desactivar la alarma por su presencia y hay ocasiones en las que se pasan por delante de los malos sin que se alteren. Un fallo histórico que prosigue sin solución en los juegos para videoconsolas. Mejor responde la IA de los contrincantes, muy móviles y prudentes en el combate, y con buena puntería, quizás demasiada para el público extenso al que va destinado.

Así controlamos a Nathan Drake

Pocos cambios alén de los mentados en el sistema de combate, que más bien son relativos a su preparación que a su ejecución. 'Uncharted 4' recoge y evoluciona lo que ya hemos puesto en práctica en las versiones precedentes, tanto en el cuerpo a cuerpo como a las armas. Sí me agradaría resaltar la enorme calidad de las animaciones de lucha. La delicia de los movimientos, tal como de la riqueza en el momento de emplear y aprovechar los ambientes como paredes, puertas o bien cornisas en los finishers. Todo visual, nada relacionado con lo que debas hacer con tus manos. De la batalla con armamento quisiese destacar una interacción más suave con las coberturas, tal vez pues desde la primera entrega me ha semejado que es entre las situaciones peor resueltas por este estudio. El control del Jeep es muy arcade. El vehículo se controla con mucha agilidad y responde con una física castrada en su justa medida a fin de que sea ameno al unísono que un tanto admisible. Por servirnos de un ejemplo, no hay temor en meterlo por pedregales y lodazales por el hecho de que no se rompe, solo te matas si te precipitas. Mas si hay una complejidad como una rampa empinada es preciso recurrir al cabestraste a través de un pequeño rompecabezas de poner y quitar.

Uncharted 4: ampliado, mas no revolucionario

Como no he probado la beta del multijugador no sé cuánto puede sumar o bien quitar a la experiencia total de 'Uncharted 4', mas el trabajo efectuado con el modo perfecto historia promete ser por sí solo un juego tan rico y elaborado como el resto. Detallista, minucioso y vibrante para los sentidos. Por otro lado, múltiples voces de Naughty Dog han confesado que llegan a esta entrega cansados, mas que incluso tenían ideas con las que refrescar su saga. Ni el nuevo género de ambientes, ni el vehículo, ni los preparativos al combate son para mi importantes cambios. En un caso son ampliaciones, en otro retoques, mas siempre y en todo momento partiendo de exactamente la misma base, leal a su esencia. En consecuencia, el resultado final dependerá de la capacidad de cada uno de ellos para degustar un tanto más de lo mismo. Con unos niveles buenos como los de la segunda entrega seguramente la última aventura se transforme en la mejor, mas si se vuelve monótono y desmedido el único aliciente para llegar al final va a ser saber cuál es, al fin, el resultado del ladrón.

En VidaExtra

Probamos la beta multijugador de Uncharted 4: un pequeño temtempié que sabe a poco Naughty Dog especifica los motivos que les han llevado a crear con Uncharted cuatro la experiencia terminante Asimismo te invitamos a ¿Por qué razón el ordenador ha ganado a las consolas en la carrera de los eSports? El multijugador de Uncharted cuatro luce mejor que jamás en movimiento [PGW 2015] Probamos la beta multijugador de Uncharted 4: un pequeño piscolabis que sabe a poco – La nueva Jugamos a Uncharted cuatro, entre los títulos más aguardados del año fue publicada originalmente en Vidaextra por Sergio Figueroa .