Jugamos al modo Incursión de Battleborn, la gran apuesta de Gearbox por los MOBA

'Borderlands 2', y por extensión toda la saga de Gearbox Software, se halla entre mis preferidos de la historia de los juegos para videoconsolas. Adoro sus personajes (Claptrap, Jack el Guapo y un largo etc), su cosmos, su looteo, las partidas en cooperativo (y a pantalla partida), y sobre su sentido del humor. Por eso espere con ansias imparables un 'Borderlands 3'. Mas esto no ocurrirá de momento, siendo lo más similar (que no igual) el 'Battleborn', otra IP de Gearbox Software que sus autores han bautizado como Hero Shooter. Sus influencias se extienden, en todo caso, por otros géneros, como los MOBA e inclusive los juegos de lucha. El modo perfecto Incursión es el que más se semeja a la mecánica de los MOBA, a pesar de que Battleborn ofrezca considerablemente más estilos de jueogo. Hace unos días tuvimos ocasión de jugar con otros compañeros de profesión, bajo la atenta mirada de múltiples responsables de Gearbox Software, siendo entre los modos que probamos el de Incursión, el que más se semeja a la mecánica de los MOBA. Tenemos 2 equipos de 5 contra 5 y la meta es destruir la base del contrincante con la ayuda de los esbirros. Este va a ser entre los 3 modos competitivos que van a estar en la versión final de 'Battleborn', en venta el próximo tres de mayo de dos mil dieciseis en ordenador, PS4 y Xbox One. Los otros 2 son Asolagación y Fusión, mas de ellos vamos a hablar en otra ocasión, igual que la campaña cooperativa, que asimismo saboreamos y que nos dejó mejor sabor de boca que la alpha cerrada del año pasado.

Incursión, el Hero Shooter que no deseaba ser MOBA

Hubo mucha guasa esos días, entre compañeros, frente al término MOBA. Gearbox Software no desea que se catalogue al modo Incursión como MOBA, sino más bien como Hero Shooter. Mas la verdad es que es bien difícil esconder el semejante. Que en todo caso, tampoco sería nada negativo. En este modo los dos equipos parten con cien puntos para su base, que en un caso así refleja la vida del robot que la resguarda. Este tiene un escudo que puede ser destruido de forma inmejorable por los esbirros, los minions que maneja la IA y que salen de la base de cada equipo. Gearbox Software dejó claro (y verificamos después) que es un suicidio combatir contra el robot solo (o bien aun en equipo) si no nos asisten los esbirros. Lo mejor es que podemos contar con los servicios de esbirros más potentes, bien sea pagando por ellos en diferentes puntos del mapa, o demandando otras zonas singulares que brotan tras unos minutos y que invocan a contrincantes más poderosos que se unen a nuestra causa. Se montan buenas fiestas de este modo. La gracia de Incursión, por tanto, no es únicamente suprimir al resto de jugadores, sino más bien de preocuparse asimismo por los esbirros con los que avanzar más terreno hasta la base oponente y propinarle más daño al defensor. Por si fuera poco, es de vital relevancia formar un equipo equilibrado. En 'Battleborn' tenemos desde la habitual clase de médico, como Miko, hasta el tanque, como Montana, pasando por soldados de ataque (O. Mike y su clon rebelde, Whiskey Foxtrot) y extrañezas inenarrables, como Shayne