No Man’s Sky: 13 cosas que me han gustado y otras 3 que no

Al haber hecho mi reserva en digital, a lo largo de la madrugada del diez de agosto estuve impaciente por el hecho de que me saltara la notificación que me dejara zambullirme en el cosmos que 'No Man's Sky' podía ofrecer. ¿De qué forma sería el planeta desde el que comenzaría mi senda hasta el centro del cosmos? ¿Me hallaré algún vecino?¿De qué forma va a ser el primer bicho que me halle?

La contestación lo último es fácil: muy feo. Mas descubrir una criatura alienígena generada proceduralmente por vez primera es lo que tiene, y eso era lo que procuraba. Una propuesta totalmente nueva que se saliese por la tangente y me pusiese por delante un nuevo sabor en el gran menú de la presente industria de los juegos para videoconsolas.

No nos marchamos a mentir ahora que ya tenemos el juego entre manos. A pesar del enorme escepticismo inicial en la propuesta jugable, debo aceptar claramente que el juego me ha calado, y eso que tengo una singular debilidad por los juegos arcade de esos de machacar botones.

'No Man's Sky' es un juego formidablemente profundo y probablemente el más ambicioso al que haya jugado, mas asimismo tengo claro que es una experiencia única y también intransferible, y cada quien la aborda como más le agrada. Exactamente por este motivo, y tras adaptarme a mi planeta de partida y iniciar mi carrera como especulador espacial, esto es lo que he sacado en claro.

Sandbox elevado a su máxima expresión

Cuando en la industria de los juegos charlamos de un sandbox, probablemente el primer juego que se nos viene a la cabeza es 'Grand Theft Auto', mas eso no desea decir que a fin de que un título adquiera esa etiqueta haya que apropiarse de turismos o bien sembrar el desconcierto.

Si procuramos una trama no lineal que nos tiente a perdernos en un extenso ambiente (muy amplio en verdad) mientras que alteramos nuestro cosmos gradualmente, así como 'Minecraft', es bien difícil hallar un juego más sandbox que 'No Man's Sky'

Un inicio diferente para cada jugador

Sí, hay una primera misión por la deberemos pasar todos y que nos servirá para arreglar nuestra nave. En verdad, es lo más similar a un tutorial que encontraremos en el juego, en tanto que el resto de 'No Man's Sky' como la forma en la que nos acercamos a él deberán ser aprendidos sobre la marcha.

Mas el planeta desde el que empieza cada jugador es único. Nada de entra en la primera gruta y logra la espada. Como mucho, vas a poder articular patrones comunes cuando llegues al segundo planeta, mas los riesgos de tu primer planeta y el mío van a ser diferentes.

Nada de micropagos

El comercio y la obtención de items es uno de los pilares esenciales en los que se mantiene 'No Man's Sky', y curiosamente el juego no ofrece un sistema para intercambiar moneda real por créditos de juego. Puede parecer una futileza, mas es más interesante de lo que semeja.

Eso le da valor a cada paso que damos, a toda vez que optamos por meternos en terrenos radioactivos para lograr un tanto más de Cinc o bien Platino, y complica en determinado grado que lleguemos al centro del cosmos sin haber pateado un mínimo de planetas ya antes.

Mas asimismo es un arma de doble filo. Por una parte es una fuente de ingresos que Hello Games ha desechado. ¿Motivos éticos? Quién sabe. Mas asimismo pues el engagement de los usuarios que han puesto dinero real en un juego acostumbra a ser considerablemente más alto que el del resto. Con todo, me ha encantado la iniciativa de que no haya micropagos en el juego.

Todos los detalles cuentan

Desde la genial ubicación a la gran pluralidad de plantas y especies. Cada texto no solo está en español, sino se ha desarrollado para ofrecer una línea argumental y meternos en contexto. Por medio de monolitos vamos a aprender nuevas lenguas y cada flor que hallemos y cada mineral o bien metal que extraigamos tiene su coste y se nos retribuirá por este motivo.

El diseño de cada planeta, herramienta, árbol de tecnología; la sensación de distancia, -la que se mide en tiempo real y que si nos señala que quedan cinco minutos (o bien 1 hora) para llegar al objetivo es que verdaderamente vamos a deber dirigirnos en esa dirección a lo largo de todo ese tiempo-. La posibilidad de clasificar cada especie e inclusive la profundidad de los terrenos y de qué forma nos afecta la radiación, la toxicidad o bien las amenazas en exactamente los mismos. No hay puntada sin hilo en los mundos de 'No Man's Sky'.

Más que un juego, es una experiencia y la puedes vivir a tu ritmo

Hay quienes ya están compitiendo por venir al cosmos en tiempo récord, y probablemente aquel que logre hacerse con ese honor va a tardar en mucho menos que yo en hacer despegar por vez primera mi nave. Fui a buscar unas herramientas y materiales que me faltaban y al final terminé encontrando un monolito, y desde ahí vi una enigmática base… y antes que pudiese darme cuenta ya me había perdido en mi planeta.

No es que no me proponga llegar al centro del cosmos tarde que temprano, mas deseo exprimir bien la aventura ya antes de hacerlo. Ya antes voy a hacer que mi nave lance unos rayos con los que derretir cualquier amenaza del espacio y que mi traje espacial me deje explorar los límites de cada planeta. Deseo hallar los tesoros más extraños del cosmos y venderlos o bien quedarmelos, y eso me llevará tiempo. Y solo cuando sacie mi sed de aventuras me propondré seguir con la misión.

¿El santísimo grial del farming? Si

Para llegar al centro del cosmos no es suficiente con tener la nave más potente. Deberemos prosperar nuestro equipo espacial, actualizar nuestra nave y comerciar una brutalidad. A Dios gracias solo debemos despiezar prácticamente cualquier material que veamos para fabricar lo que precisemos.

En verdad, clasificar planetas y especies nos bonificará con créditos espaciales. Esto desea decir que el noventa y nueve por ciento de las acciones del juego nos bonificará y esa bonificación nos asistirá directamente a cumplir nuestro objetivo. Caer desde una altura enorme con el jetpack gastado no lo va a hacer.

La estrategia a proseguir es prácticamente de manual, adecuar nuestro inventario con lo que precisemos y poquito a poco buscar la forma de ampliarlo a fin de que haya lugar para todos y cada uno de los minerales, substancias y elementos que encontraremos en nuestra cruzada interplanetaria. A esto hay que sumarle las habilidades únicas, que ocuparán un espacio extra mas merecerá la pena darles este espacio.

Eso no desea decir que vamos a poder moldear cada planeta a nuestro antojo, ni tampoco que podamos vender en una estación espacial todo cuanto esté a nuestra vista. Mas hacer que nuestras expediciones sean absolutamente eficientes y entrever las necesidades de cada intercambio nos va a hacer gradualmente los amos de la galaxia. Descubrir, edificar, recargar, elucubrar y reiterar.

Pilotar la nave, viajar por el espacio… ¡Qué maravilla!

Como afirmé ya antes, no me extrañaría que haya tardado más de la media en lograr hacer despegar mi nave, mas una vez dentro aquello es ya otra historia. Caminar por mi planeta a vista de pájaro para encontrar los monolitos y los campamentos es fabuloso y salir al espacio por vez primera y sin tiempos de carga es una experiencia que no me deja de asombrar tras múltiples salidas cara el infinito.

¿Lo mejor? lo fácil que es: pones el morro de tu nave cara arriba y aceleras. He gozado de muchos simuladores y la sensación de profundidad al salir al espacio es una maravilla, y una vez adentrados en el cosmos, hacer loopings, maniobras, reventar meteoritos, estacionar en estaciones espaciales o bien buscar un nuevo planeta al que bautizar. En verdad, el proceso para estacionar es tan fácil como apuntar cara nuestro destino planetario y entrar como una flecha por medio de su atmosfera.

Dejar tu impronta en el universo

Una de las claves de este cosmos creado proceduralmente es que cada elemento que veamos va a estar aguardando a ser descubierto, y a pesar de que cuentan con un nombre por defecto, lo propio es registrarlos y, de paso, ponerles un nombre resultón.

Hoy en día estoy en un sistema solar que consta de cinco planetas. Una idea interesante es que a cada planeta le puedo poner un nombre diferente. En verdad he comenzado a ponerle nombres que probablemente sonarán a más de un lector: Xataka, Magnet, Applesfera, Blogdecine… Como es natural sus habitantes empezarán a ser clasificados con nombres de múltiples editores, mas eso ya lo voy a dejar para el fin de semana. ¡La constelación Blogs existe y el planeta VidaExtra es una realidad!

La sensación de inmensidad

No fue hasta el momento en que despegué en mi nave que fui de forma plena siendo consciente de lo enorme que era mi planeta, mas cuando salí de él me quedé apabullado por las posibilidades del juego. Una vez estás en el espacio tienes acceso a un mapa que despliega lo que ofrece el título, o bien más bien una pequeña porción de los sistemas solares que pueden verse en él, y claramente hablamos de unas magnitudes que no pueden ser explicadas sencillamente.

Mas ahí no termina la cosa: cada planeta tiene sus especies, su tiempo o bien su toxicidad o bien radiación, las que están condicionadas por su cercanía con los astros próximos y la pluralidad de sus componentes químicos o bien minerales.

Si tenías la idea de conocerte el cosmos de 'No Man's Sky' tras hacerte al cuerpo con el gigante mapeado de Los Santurrones en 'GTA V', igual es hora de que bajes un tanto las esperanzas. En verdad, desde Hello Games se nos advierte que si descubrieramos un planeta por segundo tardaríamos quinientos ochenta y cinco mil millones de años en verlos todos. Una cosa es que no tengamos prisa en nuestra expedición y otra que para entonces nuestra consola prosiga marchando.

¿Eleva el listón de lo que supone ser un juego indie? También

Claramente 'No Man's Sky' es de los mejores ejemplos del que se espera que sea el futuro de los juegos: los mid-core games. Juegos con planteamientos profundos que se puedan abordar en escaso tiempo y que no demandarán una técnica o bien mecánicas radicales a los usuarios, si bien tampoco se va a tratar de algo tan fácil como jugar a 'Candy Crush'.

A lo largo de sus orígenes, el término indie se ha asociado equivocadamente a gráficos pixelados, bajos presupuestos y una duración y rejugabilidad limitadísimas. En verdad, que la etiqueta digital de un juego independiente indique que cuesta lo mismo que un triple A es algo a lo que hoy día nos cuesta acostumbrarnos. No obstante, el modesto equipo inglés de Hello Games ha probado que no hay idea demasiado ambiciosa.

Podríamos charlar del apoyo de Sony en este punto y de de qué forma ha facilitado que 'No Man's Sky' resulte posible, no obstante no podemos pasar por alto el precedente de los estudios más modestos que puede marcar este juego y de de qué manera se abre el abanico de opciones tras su lanzamiento.

Sistema de guardado

El sistema de guardado tiene sus complicaciones, mas a mi me ha semejado alucinante. toda vez que entras en tu nave se salva la partida. Toda vez que hallas una base puedes guardarla asimismo. Tienes 2 ranuras de salvado y puedes regresar a cualquiera de esos 2 puntos precedentes cuando desees, por si acaso salvaste la partida con poca salud en una zona mortal.

Eso sí, en 'No Man's Sky' puedes ser eliminado, y eso supondría perder todo cuanto llevas encima. De cualquier modo, solo deberemos volver al punto en el que fuimos tocados por la parca para recobrar todo cuanto recogemos previamente, y hasta aprovechar nuestra lápida para lograr algún material extra.

¿Ves ese icono blanco? Ahí se me quedó la nave

No obstante, no todo es perfecto. Como ya señalé soy muy dado a hacer ensayos locos y en la actualidad estoy en un punto en el que dejé mi nave en