Tu marca personal como desarrollador de software

La mayor parte de nuestra carrera es ignota. Hoy, darse visibilidad alén de la compañía en la que trabajamos es preciso. De ahí que, se habla tanto de la Marca Personal (en inglés Personal Branding). Es un término de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que como las marcas comerciales, ha de ser elaborada, trasmitida y protegida, con ánimo de distinguirse y lograr mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. El término brotó como una técnica para localizar nuevas ocasiones profesionales, no solo para la busca de trabajo sino más bien asimismo para lograr reinventarse a través de un cambio de carrera o bien profesión.

Desde el instante en que llevo dedicada al recruitment, he apreciado que poco a poco más los desarrolladores desean darse visibilidad y sobresalir como profesionales. Mas la mayor parte no se sienten identificados con la idea de la autopromoción y la mercadotecnia. Eso de procurar venderse no nos agrada a absolutamente nadie pues lo tenemos asociado a ser un vendehumos o bien aun ser un tanto soberbio. Mas como en cualquier profesión, este género de profesional existe y miremos cara donde miremos, siempre y en toda circunstancia aparecen.

Con este artículo aportaré mi visión desde la perspectiva de la contratación de talento y asistir a lograr un equilibrio en la administración de tu marca personal como desarrollador: Ni pasar inadvertido, ni estar en todas y cada una partes.

El objetivo de darte visibilidad

Poco a poco más los desarrolladores desean darse visibilidad y sobresalir como profesionales

La primera cosa que debes saber es si deseas o bien no darte visibilidad. Si decides que sí, debes meditar qué deseas lograr y examinar tanto los pros y los contras de hacerte perceptible.

En el momento en que te das a conocer, te pones en el punto de atención. Vas a recibir halagos, críticas o bien quizás no importes tanto, mas son consecuencias que pueden suceder y hay que aprender a administrarlas. Si eres de lo que te sientes cómodo en la discreción, ya puedes olvidarte de pasar inadvertido. Si verdaderamente deseas sobresalir como programador, precisas edificar una sólida reputación y eso quiere decir que deberás venderte y edificar una marca personal-que te va a ayudar a tener mejores ocasiones profesionales.

Define el profesional que deseas ser

Lo segundo que debes tener claro es qué profesional deseas ser y obrar en consecuencia.

Leí en el weblog de simpleprogrammer que su autor John Sonmez -a propósito, asimismo autor del conocido y vendido libro “Soft Skills: The Software Developers Life Manual”, entre otros muchos- tiene en su pared este cartel enmarcado. Como ves, deja clarísimo qué género de reputación es la más recomendable si deseamos ser (re)conocidos. Las dimensiones son dos: charlar y trabajar.

Si charlas más que trabajas = Charlatán
Si trabajas más que charlas = Mártir
Si trabajas tanto como charlas = Buscavidas

Si decides ser un Hustler, has escogido que deseas prosperar tu habilidad para salir adelante en la vida y como profesional. Decides invertir en ti como marca y ser conocido.

Crea un mensaje diferenciador

Lo tercero y nada simple de conseguir: Debes meditar exactamente en qué deseas que se te conozca.
No vale divagar ni hacer una lista de todas y cada una de las tecnologías en las que programas. Tu contestación debe ser sucinta. Debe responder quién eres y qué representas sencillamente, concreta y muy, muy clara.

Desde mi opinión, la especialización es clave pues es lo que te dejará posicionarte como desarrollador. La mejor manera de aportar valor y que la gente te recuerde es por algo concreto. Por servirnos de un ejemplo, imagina que cuando charlan de ti, afirman “Ese desarrollador es el que efectuó un tutorial sobre de qué forma aprender Elixir”. Y si además de esto, tu proyecto le asistió a aprender. Tu marca personal, está marchando.

Selecciona los canales convenientes para darte visibilidad

Cuando tienes claro quién eres y qué representas, debes seleccionar los canales más convenientes para darte visibilidad.

No podemos olvidar que no solo existen los redes sociales, asimismo hay otros canales on line y offline que te van a ayudar a edificar tu marca personal. Por poner un ejemplo, unas ideas:

Tu weblog
Crea y coopera en proyectos Opensource
Conecta, comparte, opina, produce contenido de calidad en Twitter
Asiste a acontecimientos tecnologicos
Da conversas técnicas
Crea tu canal de Youtube
Escribe un libro
Coopera en weblogs
Hay tantos canales donde puedes darte visibilidad que probablemente piensas que es imposible estar en todos. Deja de preocuparte, ni es preciso ni tampoco es conveniente estar omnipresente. Apreciar estar en todos y cada uno de los lados es muy agobiante y sí, la exposición repetida es indispensable para hacerte conocer, mas recuerda las dimensiones de las que te charlaba ya antes. No pierdas de vista el profesional qué deseas ser y en consecuencia, por el que deseas que se te conozca.

Tienes que ser auténtico, consistente y generoso

Entonces, ya tienes claro el mensaje, el canal donde compartir, aun te has creado un logotipo con un leitmotiv que te define bastante bien. Eso quiere decir que ¿ya has construido tu marca personal? Puesto que siento decirte que NO. De nada vale que procures edificar una marca perfecta y también inviertas en autopromocionarte si no hay nada de valor detrás. Falta lo más esencial y lo que probablemente va a marcar el resto de tu carrera profesional: tu personalidad.

En otras palabras:

Sé tu mismo: Si en algo somos diferentes unos de otros es en la personalidad y nuestra forma de ser. Eso no se puede copiar, es tu sello.
No hagas postureo: No prediques lo que no practicas. Sé un profesional consistente.
Aporta y crea valor a los demás: Practica la esplendidez y no aguardes nada a cambio. Hazlo por el hecho de que sí. La recompensa a tu altruismo, va a llegar multiplicado por mil.

Sigue trabajando y ten paciencia

Como ves, edificar una marca personal requiere trabajo, esmero, foco y tiempo. No es una cosa que se consiga de un día para otro. De ahí que, te recomiendo que comiences ya. No pienses no estás listo o bien que no tienes nada que contar, no es cierto. Todos tenemos historias que contar y muchos de nosotros deseamos conocerlas. Cree que siempre y en toda circunstancia hay gente que como , procuramos talento. Hazte perceptible para poder localizarte.

Y solamente, solo deja que tu trabajo y el resto charlen de ti.

Conclusión

Si no te das visibilidad no pueden conocerte, mas si te pasas con la sobreexposición puede ser contraproducente. En el término medio, está la virtud. Espero que si edificas bien su marca personal como desarrollador, lograrás las mejores ocasiones profesionales.

Recuerda que debes ser de veras. No finjas lo que no eres. Sé ese género de profesional que a el resto les agrada que se les asocie contigo.

Y para cuando seas “famoso: Pueden copiarse de tu idea, mas jamás de tu personalidad, estilo y talento ;)

Imagen (cc)